Opera


(7-9-12)

El viernes estuve en Saratoga Springs, NY viendo Rigoletto. El barítono boricua Guido Lebron desempeñó el personaje de Rigoletto. Nunca había estado en una, y me recordó la línea de Richard Gere en “Pretty woman”;

People’s reaction to opera is very powerful. They will either love it or hate it. If they love it, they will always love it. If they hate it, they may learn to appreciate it but it will never become a part of them.

“Count me in!”, ¡que cosa  tan maravillosa! Mis amigos saben que uno de mis teoremas es, “…cuando todo el mundo hace algo, no es marketing, es que es divertido…” Por eso usted ve Jet-skis, Four-tracks, motoras, veleros, aviones, etc., etc. “They are fun!”.

De la misma forma, entiendo por que una historia del 1851 en Italia, todavía tiene relevancia en el mundo moderno, y levanta las mismas emociones que me imagino tuvieron los primeros Venecianos que vieron la obra original.

Guido (quien es primo de un buen amigo mío), es de Bayamón, estudio en la Salle (Trompo, no habrás echo mas nada, pero tu efecto en la carrera de Guido fue suficiente, algunos venimos al mundo a tocar una sola vida de una forma especial). Claro, si esta es la primera ves que usted escucha de el, no lo culpo. ¿Imagino hablar de los cuadros de Maripily es mas ‘rentable’ para ENDi?

 

Salón de la Fama, Béisbol:

Estando en “bumfuck” (ok, el este de upstate NY no es bumfuck, “but on a clear day, you can see it”, fuimos al Salón de la Fama del Béisbol. El salón, no esta directamente asociado con la liga (MLB) y en verdad fue interesante. Exhibiciones sobre el juego, aunque en verdad concentradas en MLB.

El área de las placas, es…un anti-climax. Creo yo debería haber una exhibición para cada ‘inmortal’ (“after all, they are the reason I traveled to Cooperstown, NY (aka Podunk). But it is what it is…”). Por supuesto, el “beeline” se hace a la placa de Roberto Clemente, mas abajo están Peruchin y Sandy.

Claramente, el jugar un deporte a nivel profesional es algo especial. Sin embargo, cabe reseñar en el hecho de que del 1980 al 2010, los peloteros boricuas jugando mas de una año en MLB se ganaron sobre $1,700 millones en salario (Yep, $1.7 BB), ¡por jugar un juego que nadie sabe jugar cuando nace![1]

Ambos eventos (Opera y Béisbol) me recordaron que con oportunidad, algunos llegaran a destacarse mundialmente, no importa de donde vengan. No por ser Boricuas, pero el ser boricuas tampoco se lo impedirá.

Aprendemos juntos…


[1] ¡Imagínese cuanto mas riqueza se crearía en PR si cada niño pudiera aprender Ingles!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: